viernes 14 de junio de 2024 - Edición Nº196

América | 14 may 2024

Inundaciones mortíferas en Brasil

Suben a 148 los muertos por las inudaciones en Brasil

Inundaciones sin precedentes en el sur de Brasil dejan un saldo desolador: 148 muertos, 127 desaparecidos y 806 heridos. Río Grande do Sul es el estado más golpeado, con más de 2 millones de afectados.


TAGS: BRASIL

Por: Mundo en Conflicto

Las severas inundaciones que azotan el sur de Brasil han desencadenado una crisis humanitaria sin precedentes, con un número creciente de víctimas y comunidades afectadas por la furia de las aguas. Según el último informe de la Defensa Civil, el saldo de la catástrofe ha alcanzado cifras desgarradoras: 148 personas han perdido la vida, 127 aún se encuentran desaparecidas y otras 806 han resultado heridas en medio de la devastación.

La región más afectada es Río Grande do Sul, estado que comparte frontera con Argentina y Uruguay. Aquí, la tragedia climática ha cobrado la vida de al menos 147 personas, dejando un rastro de destrucción en 447 de los 497 municipios. En este próspero estado, más de 2 millones de habitantes, equivalente al 18,8% de su población total, se han visto afectados por las catastróficas inundaciones.

El despliegue de recursos humanos y logísticos para las tareas de rescate ha sido monumental. Con la participación de 27.651 bomberos, militares y policías, respaldados por 4.405 vehículos, 41 aeronaves y 340 embarcaciones, se ha logrado rescatar a 76.470 personas y 10.814 animales hasta el momento. Sin embargo, la magnitud del desastre aún representa un desafío abrumador.

La situación se agrava con la previsión de nuevas tormentas en los próximos días, lo que podría exacerbar la crisis actual. Las lluvias intensas registradas desde el domingo han elevado nuevamente el nivel de los ríos, incluido el Guaíba, que amenaza con alcanzar niveles históricos si las precipitaciones continúan.

El llamado a la solidaridad y la ayuda humanitaria se hace urgente en medio de esta tragedia sin precedentes. La reconstrucción de comunidades devastadas y la atención a los miles de desplazados requerirán de un esfuerzo conjunto a nivel local, nacional e internacional. Mientras tanto, el sur de Brasil enfrenta una dura prueba de resiliencia frente a una catástrofe natural que ha dejado una profunda marca de dolor y destrucción.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias